miércoles, 21 de diciembre de 2016

5 ventajas de llevar a tu perro a la oficina

¿Imaginas poder ir a trabajar a la oficina cada día con tu perro? Puede que se trate de una tendencia de lo más inusual en nuestra sociedad, pero lo cierto es que algunas de las grandes empresas del mundo como Google, Amazon o Ben&Jerry’s ya permiten a sus trabajadores ir a la oficina acompañados de su mascota.

En nuestro país, la marca de alimentación para mascotas Affinity ha sido pionera en ofrecer esta posibilidad a todos los miembros de su plantilla, habilitando espacios especiales para sus perros.

Son muchos los beneficios de ir a trabajar con tu perro, pero aquí te contamos los principales:

  1. Disminuye el nivel de estrés: un estudio de la Universidad americana Virginia Commonwealth de Richmond ha concluido que los empleados que conviven con su perro en el trabajo acaban su jornada laboral con menos estrés que los que lo dejan en casa o los que no tienen mascota.
  2. Mejora la comunicación entre compañeros de trabajo: las relaciones que se establecen al llevar al perro al trabajo van más allá de la mascota y su dueño. En las empresas en las que se ha llevado a cabo esta práctica se ha demostrado que los perros pueden ayudar a iniciar una interacción positiva entre compañeros y a crear un ambiente de trabajo más agradable.
  3. Aumenta la creatividad y la productividad: contar con la compañía de nuestra mascota nos hace estar más felices en el trabajo, algo crucial para mantener un buen nivel de productividad y ser más creativos. Además, por todos es sabido que realizar un número determinado de pausas cortas durante la jornada ayuda a potenciar la concentración y evita que el cansancio se acumule. Tener a nuestro perro en la oficina nos obligará a realizar esas pequeñas pausas para sacarle a pasear.
  4. Acaba con la culpa: si tienes mascota seguro que conoces la sensación de culpabilidad que en ocasiones puede invadirte por tener que dejar muchas horas a tu perro solo en casa. Llevarlo contigo para que te acompañe en tu jornada laboral acabará con este sentimiento y podrás comprobar que en ningún momento se siente solo y te permitirá atender sus necesidades. 
  5. Tu perro te lo agradecerá: como consecuencia directa, tu mascota se sentirá arropada en todo momento por ti, por tus compañeros de trabajo y por el resto de perros que acudan a la oficina. No hay mejor manera de garantizar su felicidad.

Ahora que conoces todas estas ventajas, ¿te gustaría poder llevar a tu perro a la oficina?