miércoles, 28 de septiembre de 2016

La importancia de vacunar a los gatos

Vacunar a nuestro gato es la mejor medida que podemos tomar para evitar que sufra algunas de las enfermedades más comunes entre los felinos. Normalmente se recomienda que el programa de vacunación para los gatos se inicie cuando el animal cumpla 8 semanas de vida.

Entre las que más se suelen realizar a los gatos destacan las vacunas contra el calicivirus, el herpesvirus, la panteucopenia y la leucemia felina. En algunos casos puntuales, se suele recomendar vacunar al animal contra la peritonitis infecciosa felina (PIF) o la rabia.

Este tipo de vacunas deben repetirse cada cierto tiempo, por lo que es vital establecer con el veterinario un calendario de vacunación en el que se tenga en cuenta la frecuencia de revacunación y las necesidades específicas de cada gato según edad y raza. También se debe tener en cuenta si el animal suele ser transportado o si se cambia de localización, ya que en estos casos el gato está más expuesto a desarrollar otro tipo de enfermedades.

La importancia de vacunar a los gatos va más allá de asegurar la buena salud del animal, ya que al hacerlo evitamos también cualquier tipo de contagio que éstos puedan transmitir a las personas con las que conviven y, a través de ellos, que se propague entre el resto de la población.