lunes, 4 de julio de 2016

5 mascotas para regalar a un niño

Con la llegada del verano, los niños pasan mucho más tiempo en casa y por ello es un buen momento para regalarles una mascota que les haga compañía y, en algunos casos, con la que puedan divertirse jugando.

Hay que tener muy presente que una mascota no es un juguete, durante varios años será un miembro más de vuestra familia y seguirá en vuestras vidas después de las vacaciones de verano. Como seres vivos a los que hay que cuidar, conllevan una responsabilidad y por ello es muy importante saber qué tipo de mascotas son más adecuadas para regalar a un niño:

  1. Perros: dicen que son el mejor amigo del hombre y no hay duda de que también lo serán para cualquier niño que busque un compañero de juegos al que mimar. Son las mascotas más sociables, pero también las que más cuidados necesitan ya que hay que sacarles de paseo varias veces al día, hay que buscar a alguien que cuide de ellos en vacaciones y requieren una educación para que su comportamiento sea el adecuado.

    A la hora de decidiros por la raza, pensad si deberíais tener un perro grande o pequeño. Si realizáis muchos viajes o vivís en un piso os recomendamos que os decidáis por un perro pequeño, pero si creéis que no será necesario transportarle a menudo y vivís en una casa en la que el animal tenga espacio de sobra podréis haceros cargo de un perro grande sin problemas. Aunque su esperanza de vida varía de una raza a otra, suelen vivir de media entre 10 y 13 años.
  2. Gatos: para los niños más tranquilos y calmados, no hay nada como la compañía de un gato. Aunque también muestran cariño a sus dueños, son mucho más independientes que los perros y por eso no prestarán tanta atención a las intenciones de juego de los más pequeños de la casa. Como punto a su favor, los gatos no necesitan tantos cuidados ni hay que sacarles de casa. De media, los gatos suelen vivir unos 15 años.
  3. Conejos o hámsters: otros animales de compañía que recomendamos para regalar a un niño son los conejos o los hámsters. Eso sí, es mejor no tener más de uno ya que de lo contrario pueden producirse peleas continuas entre ellos o, en el caso de coincidir un macho y una hembra, es probable que tengan muchas crías a las que luego no puedas cuidar. Los conejos suelen vivir unos 9 años y los hámsters, en cambio, tienen una esperanza de vida de 3 años.
  4. Tortugas: aunque no sean animales con los que jugar, las tortugas suelen provocar fascinación y consiguen que los más pequeños pasen incluso horas simplemente observándolas. Los cuidados que necesitan tampoco son demasiados. Aunque en el caso de algunos tipos de tortuga pueden vivir unos 50 años, las tortugas de agua, las más comunes como mascotas, suelen tener una esperanza de vida de entre 10 y 20 años.
  5. Peces: para niños con problemas de alergia, la mejor solución es regalarles un animal de compañía con el que no vayan a tener contacto físico. En este sentido, los más recomendables son los peces. Dejad que sean ellos los que los elijan y los que se encarguen de su cuidado. Es la mejor manera de que los niños aprendan a asumir responsabilidades. La esperanza de vida de los peces puede variar mucho en función de varios factores como la especie o si viven en un acuario o una pecera, pero suele ser de entre 2 y 3 años.

En el caso de decidiros por un perro o un gato, buscad una protectora de animales en la que podáis adoptar a vuestra mascota. Son muchos los animales que están esperando la oportunidad de encontrar una familia como la tuya que les cuide y les mime y a la que puedan ofrecer, a cambio, todo su cariño.

Por último, recordad que, además de los cuidados y atenciones diarias que requiere una mascota, es muy importante realizarle un seguimiento veterinario que garantice la buena salud del animal. Su felicidad es la de toda la familia.