martes, 29 de marzo de 2016

Semana del Seguro: La digitalización, clara apuesta en el sector asegurador

Del 23 al 25 de febrero, ASPAD estuvo presente en a la Semanadel Seguro de Madrid, un evento en el que todo tipo de profesionales del sector compartieron su particular visión sobre la situación actual y remarcaron la importancia de la transformación digital para conseguir que el modelo de negocio de los seguros se adapte a las necesidades de las nuevas generaciones.

“No hay vuelta atrás. Las empresas o son digitales o no son.” Así de contundente se mostraba Diego Moraes, director general de Cálculo, uno de los ponentes de las conferencias que se realizaron a lo largo de tres días. Esta afirmación resume a la perfección el mensaje que todos los participantes en la Semana del Seguro transmitieron a los asistentes.

La digitalización es una realidad que las empresas aseguradoras deben interiorizar para no quedarse en el pasado. Las nuevas tecnologías han cambiado las necesidades de los clientes, que buscan la inmediatez en la resolución de sus problemas e interactúan con las compañías de una forma cada vez más directa. 

También ha cambiado la manera en la que los usuarios deciden contratar unos servicios. Antes de tomar cualquier decisión, consultan y valoran las opiniones de otros usuarios, por lo que potenciar una corriente de valoraciones positivas se convierte en una estrategia vital para las compañías.

Las redes sociales se han convertido en uno de los canales de información más utilizados en la sociedad, dejando en segundo plano a las webs corporativas de las compañías. Hay que tener presente que es ahí donde muchos usuarios conectarán con las aseguradoras y eso requiere que desde las empresas se analicen las redes en las que tiene sentido tener presencia y lo que se debe ofrecer y comunicar en ellas para satisfacer las necesidades de los usuarios.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en este gran paso hacia la digitalización es el uso del Big Data para poder monitorizar los hábitos de los clientes y analizar sus necesidades. Toda esa información puede ser de gran ayuda para las compañías aseguradoras al traducirse en oportunidades de negocio.

La capacidad de adaptación de las compañías aseguradoras a la nueva era digital determinará su existencia o no dentro del sistema y será claramente decisiva en su posicionamiento dentro del sector.