lunes, 28 de septiembre de 2015

Recomendaciones para tu mascota después de las vacaciones de verano

Con la llegada del mes de septiembre, se acaban las vacaciones, volvemos a nuestra rutina habitual, decimos adiós a los excesos, etc.
Y no nos afecta solo a nosotros, nuestra mascota también lo percibe, por eso desde ASPAD queremos trasladaros algunas recomendaciones para el cuidado de tu mascota después de las vacaciones de verano. 
  1. En verano pasamos mucho más tiempo fuera de casa, en el campo, etc. Por eso es siempre recomendable realizar un chequeo completo a nuestra mascota. En el caso concreto de los perros, es recomendable realizar el test de Leishmaniosis, principalmente si se ha estado en la zona del Levante, Cataluña o Madrid. Además hay que prestar atención y asegurarnos de que nuestra mascota no muestre síntomas de fiebre, anorexia o dolor articular, ya que puede deberse a la Ehrlichiosis, una enfermedad transmitida por garrapatas.
  2. Conviene también hacer una buena desparasitación, ya que cada vez más, las temperaturas del otoño y el invierno son más temperadas y en consecuencia, los parásitos sobreviven más.
  3. Vamos diciendo adiós al sol y empiezan a aparecer las lluvias, por eso debemos tener especial cuidado y secar a nuestro perro después de un paseo bajo la lluvia. De esta manera evitaremos resfriados y que proliferen determinadas afecciones en la piel como pueden ser los hongos. Hay que tener especialmente cuidado si nuestra mascota padece artrosis.
  4. Por último, aunque volvamos a la rutina y el tiempo no acompañe tanto, no podemos olvidar los paseos de nuestra mascota. Es importante mantener el tiempo de paseo y no disminuirlo porque el ejercicio es fundamental para mantener una salud óptima.
Confiamos que te resulten interesantes nuestros consejos y sobre todo, que hayas disfrutado de un magnífico verano. 

La ciencia demuestra que las mascotas ayudan a corregir conductas, aliviar síntomas y mejorar actitudes en los niños

Decir que los animales de compañía aportan múltiples beneficios a las personas no es nada nuevo. 

Ya son conocidas sus aportaciones en cuanto a socialización, alivio del sentimiento de soledad o como promotores del ejercicio diario.


Pero la ciencia está demostrando que los animales de compañía, además de hacernos más felices, contribuyen a corregir comportamientos, a mejorar actitudes y a aliviar síntomas de enfermedades en los niños.

Queremos compartir con vosotros un interesante artículo que ha publicado recientemente 
el País sobre los beneficios que aportan las mascotas en diversas circunstancias y situaciones cotidianas.

Te animamos a leer este interesante artículo que seguro no te dejará indiferente.

Para acceder al artículo, haz clic aquí.